¿Culpa o Ego?

Publicado por admin en

Una de las personas que ocupó mi mente al inicio de mi viaje, fue mi ex. Hace casi 2 años terminé con él, después de casi 6 años de relación y como 4 y medio de convivencia. Es un chico extraordinario y me aferré a la idea de hacer una vida con él por la tranquilidad que me daba, es un buen hombre. Sin embargo nos dimos cuenta que nuestra relación ya no iba más.

Si bien al terminar con él sentí mucha tristeza, el bloqueo fue mayor y al poco tiempo me dediqué a vivir mi vida, a salir y a estar “en otra” antes de afrontar el duelo de perderlo. Era como si no quisiera pensar en cómo él se estaba sintiendo. Sin embargo,  el bloqueo era intermitente, como si de pronto un switch inconsciente lo encendiera y lo apagara, a lo cual le seguía el sentimiento de culpa. Tiempo después (hablo de 6 meses en adelante), sentí realmente el dolor de nuestra ruptura y del quiebre de nuestros sueños juntos. Lo peor de todo, es que me sentía muy culpable, porque sólo había pensado en mí. Sabía que le había hecho sentir que lo nuestro no significó nada para mí y por ende que le había causado mucho dolor. Me sentía tan culpable, pero tan culpable, que la ansiedad me invadía casi a diario.

Photo by Garon Piceli from Pexels

Realmente lamento haberle hecho daño a esa persona que tanto quise y aún quiero, obvio, ya no como pareja,  pero sí como alguien demasiado importante en mi vida, quien realmente me amó y a quien yo amé, a pesar de que su manera de demostrarlo muchas veces no era la que yo esperaba, pero bueno, ¡IGUAL LO EXPRESABA!

Ahora sí, momento feeling: A ti (querido ex): “Gracias infinitas, fuiste y eres maravilloso y lamento todo lo que no hice e hice que pudo lastimarte. Sé que a pesar de todo, aporté positivamente a tu vida, así como tú lo hiciste con la mía y me duele haber llenado de dolor los recuerdos maravillosos de nosotros que tenías. Quiero que siempre recuerdes que eres un hombre increíble y que todo lo que vivimos nos ayudará a aprender de nuestros errores, como ya lo hemos hablado. Ambos sabemos que nos amamos y que lo que vivimos no lo cambiaríamos por nada en este mundo” (Lágrimas mientras leo lo que escribo, ¡snif, snif! ¡¡¡¡¡¡Ayy odio ser cursiiiiiii!!!!).

Como pueden ver me cuesta lidiar con el dolor, no con el que siento yo precisamente (bueno también), sino con el dolor que ocasioné a la persona con la que compartí mi vida, a quien tanto quise y quien siempre se portó tan bien conmigo, lo cual, finalmente me genera dolor a mí (es como un círculo vicioso), pero todos los días me repito, que debo perdonarme y aún sigo en ese proceso. Ahora me cuestiono, ¿sufro por el dolor que le causé o porque ese dolor hizo que se des-idealizara la imagen que él tenía de mí?, en ese caso hablaría mi ego. Creo que son ambas.

Así que aquí va mi moraleja: “Si te ha pasado algo parecido (estoy segura que sí, no te hagas el/la locaz@), no importa si es culpa o ego, lo importante es que te des cuenta que tus acciones siempre tienen una repercusión en el otro y debemos pensar muy bien antes de actuar o no actuar. Y ya dejando de lado el tema de la culpa o el ego, si se te hace difícil avanzar por eso, piensa que esa persona ya cerró una etapa contigo, pero abrirá otra, más sabi@ y con más experiencia, además si es lo suficientemente inteligente no cometerá los mismos errores, así como tú tampoco. Piensa también que, si l@ quieres realmente, te alegrarás por eso y más aún, te sentirás más feliz porque esa experiencia también te hizo más sabi@ a ti. ¡Pero por favor, tratemos de no cagar a la gente!”

 

 

 

 

Categorías: Amores Locos

4 comentarios

Giuliana · 21/05/2018 a las 4:55 pm

Leerte fue un viaje por recuerdos y emociones que no tocaba hace tiempo y es que es verdad! que jodido es lidiar con el dolor. Me he reido, he llorado y he asentado más de una vez en señal de estar totalmente de acuerdo contigo en más de un parrafo. Admiro la gente que tiene el valor de compartir sus experiencias y catarsis sobre sus historias que finalmente no solo ayudan al protagonista, porque la verdad es que… estas cosas inspiran. Me encantoo!!

Rommina · 23/05/2018 a las 4:08 pm

Nunca creí que después de tantos años entendería mis momentos de frustración ..digamos no era la pobrecita pero tampoco fui tan buena ,entonces que era lo que me dolía más? Después de leer ¿sufro por el dolor que le causé o porque ese dolor hizo que se des-idealizara la imagen que él tenía de mí? Coincido en que fue mi Ego el que no me permitió ser justa con los demás y conmigo misma llegando al punto condenatorio el ,pero es verdad que en esta vida de todo se aprende aún más en esta vida mientras maduras aprendes mejor.. a cocachos aprendí en fin la vida es una y es ahora !! Gracias por compartir tus locuras y reflexiones descubrí algo que me faltaba y Me dio paz.

Claudia · 16/07/2018 a las 8:06 pm

Buen mensaje! Tanto para ti, como el, pero mas por ti. Nunca sientas culpa por algo que sientas fue necesario para mejorar tu vida. Es la unica vida que tenemos y es prestada, asi que ser egoista contigo mismo esta perfectamente bien, asi le hayas causado dolor a la otra persona. Es facil decir, lo se, pero a largo plazo, uno tiene que pensar, “cuando una puerta cierra, otra se abrira”. Frente en alto y a seguir siendo feliz. TQM!

    admin · 17/07/2018 a las 9:47 pm

    Eres una hermosa y me encanta que nuestra relación de amistad siga y siga y siga!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *