La Perfecta Imperfección

Publicado por admin en

Cuando se dice que “Todo pasa por algo” es completamente cierto, aunque algunos piensen que es sólo una frase consuelo, yo la considero una frase muy sabia. Cada vez entiendo más, que todo va cobrando sentido conforme avanza el tiempo, de tal forma que cuando miras hacia atrás, ves cómo cada pieza de la máquina de tu vida va engranando de manera perfecta. Sólo es cuestión de perspectiva.

La vida fue muy sabia al haberme cambiado los planes y por haberme hecho pasar por momentos muy dolorosos y difíciles al inicio de mi viaje. Todo eso, me permitió (además de volver a sentir y desbloquear varios temas del pasado como ya mencioné en otros posts) valorar mucho más todo lo que viví después, incluso detalles mínimos, que seguro hubiera pasado por alto si mis planes de estar en Madrid desde un inicio se hubieran concretado.

Estar en Madrid, después de haber pasado tanto tiempo sola en el Puerto, casi sin salir y sin conocer a casi nadie, me hizo apreciar muchísimo más cada lugar que conocía, cada persona con la que me encontraba y en general todo lo que hacía. Era increíble finalmente poder viajar (a lugares cercanos, pero viajar), caminar sola, beber una cerveza sola, sentarme en una plaza, ver a la gente, disfrutar de los bellos paisajes y principalmente disfrutar sólo de mí.

Me encantó también poder encontrarme con gente de Lima y salir a tomar unos tragos, salir al teatro y cenar con mi amiga de toda la vida y reencontrarme con amistades que no veía hace más de 10 años. Realmente valoré todo aquello que en otra situación hubiera sólo disfrutado, sin caer en cuenta en lo afortunada que era por vivir todo eso.

Llevé el curso de “Mondo” (herramientas del clown para la vida), el cual, siempre quise llevar en Lima y que coincidentemente Wendy Ramos decidió dictar en Madrid porque estaba como en una especie de gira en Europa. Fue increíble ver como los temas de los que trataba el curso eran acerca de las cosas que yo había escrito, obvio que hay mucho más contenido vivencial importante, pero básicamente me reforzó que iba por buen camino. Éramos muchas las mentes confundidas y pasadas de vueltas, pero todas empecinadas en ser felices. Todas mis vivencias en España tomaron aún más sentido. Por alguna razón lo estaba llevando en ese momento y en ese lugar.

No sé si lo he mencionado antes, pero debo regresar a España apenas me salga la residencia y si bien en un inicio no me hacía la idea de vivir allá, una vez que estuve en Madrid y disfruté de la ciudad, me di cuenta que es un lugar en el que sí me gustaría vivir. ¡Está llena de arte, justo lo que estoy buscando! Además, para confirmar que no existen las coincidencias, una amiga mía de la universidad se irá a vivir allá por un año en setiembre, justo el mes en el que yo debo estar regresando a dicha ciudad, por lo que es casi un hecho que compartiré departamento con ella.

Con todo lo que menciono sólo pretendo hacer ver cómo todo ocurrió de manera perfecta en el momento perfecto, a pesar de que todo parecía imperfecto al inicio de mi viaje. Y eso nos sucede en muchos aspectos de nuestra vida, en los cuales no entendemos por qué todo sale mal o por qué nos ocurren ciertas cosas. Todo es cuestión de perspectiva y paciencia. Hay que cambiar la forma de ver las cosas y centrarse en todo lo bueno que “eso malo” nos está trayendo y, si eso no es posible en ese momento, entonces hay que llenarse de paciencia porque finalmente todo cobra sentido. Ojo, hay que hacer un esfuerzo y no quedarse en el hoyo negro. A mí me costó muchísimo, pero era y sigue siendo un ejercicio diario de positivismo y de agradecimiento constante.

Espero que también se permitan ver la perfecta imperfección en todos los aspectos de su vida, ya que sólo depende de ustedes.

 

Categorías: Bienestar

2 comentarios

Giuliana · 01/07/2018 a las 10:26 pm

Me sumo a tu testimono de que todo es cuestión de la perspectiva que uno tenga frente a la vida. Me quedo con esta frase. Como siempre , articulada y precisa! Like!

Rommina · 08/07/2018 a las 11:59 pm

Wendy Ramos que excelente!! En el tiempo de Dios todo es perfecto..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *