Mi Amor NO es objeto de Barata

Publicado por admin en

Una de las razones principales por las cuales la pasé tan mal al inicio de mi viaje, fue por que dejé en Perú a mi chico, o bueno a un “Niño”, así lo llamaba. ¿Por qué?, por la sencilla razón de que soy 9 años mayor que él. (JAJAJAJAJA, HAY QUE DISFRUTAR DE LA VIDA).

No es peruano y había decidido buscar un mejor futuro en mis tierras y en esa búsqueda encontró algo mejor: ¡A MÍ! (bueno, también trabajo). Los dos estábamos de acuerdo que lo nuestro sería momentáneo (duró 5 meses) y es así que decidimos no mantener comunicación mientras yo estuviera en España… ¡Después ya se vería!

Cuando me tuve que ir, yo juraba que estaba lista para decir: “Adiós, Adiós y que te vaya bien”. Él siguió escribiéndome a pesar de “nuestro acuerdo”, y yo estaba más que feliz que lo hiciera. Finalmente nos dimos cuenta que queríamos “intentarlo” (lo sé, perdí toda la lógica y razón de una mujer experimentada de casi 34 años, jajajaja). ¡Es que es tan lindo…una ternurita! (Como diría una amiga mía, la Samantha Jones de uno de mis grupos: “Obvio, si casi, casi y acaba de nacer”).

Sin embargo, debido una conversación casual que tuvimos, reconfirmé que estábamos en caminos diferentes. Así que, con muchísimo dolor, le escribí un texto para enviárselo al día siguiente (porque ese día era su cumpleaños y no quería karmearlo), en donde le decía básicamente que “YO NO IBA A ACEPTAR MENOS DE LO QUE MERECÍA”. 

https://www.popsugar.com/celebrity/photo-gallery/36267077/image/36267078/Demi-Moore-Ashton-Kutcher

Nuestra conexión es tan fuerte, que cuando desperté tenía un mensaje como este: “NO TENGO NADA QUE OFRECERTE Y NO PUEDO TOLERAR QUE UNA CHICA COMO TÚ, SE ADAPTE A UN ESTILO DE VIDA COMO EL MÍO”. A pesar del shock de despertar y ver ese mensaje, inmediatamente, hice copy – paste de lo que yo le había escrito (mujer precavida vale por 2). Obvio, lo precavida no pudo evitar las lágrimas de ese momento y tampoco las que vinieron las siguientes semanas (créanme lo intenté, pero tenían vida propia). Y así como Demi Moore y Ashton Kutcher, todo se acabó. ¡Ojo, en muy buenos términos! ¡Somos todo un ejemplo!

Llorar por él fue una de las cosas más saludables que hice después de mucho tiempo. Fue muy doloroso, pero me ayudó a centrarme en mi presente: POR ALGUNA RAZÓN ESTABA EN ESPAÑA Y EL UNIVERSO ME ESTABA ENVIANDO LAS SEÑALES, que yo tanto había pedido unos días antes (Oh my God, me siento toda una esotérica).

Por mi parte, me quedo con lo mejor del “Niño”. Es un chico bastante maduro (más que cualquiera de mi edad o mayor, créanme). Siempre fue amoroso, pero sobre todo sincero. Además de todos nuestros momentos, risas y bueno, por mi parte algunos litros de llanto, principalmente, me hizo muy, muy, pero muy feliz. ¡No me arrepiento de nada! Nunca me ofreció más de lo que podía darme y principalmente no se atrevió a ofrecerme menos. ¡NO REGATEÓ!

Así que por favor, por favorrrrrr no se olviden:  ¡NUESTRO AMOR NO ES UN OBJETO DE BARATA, NUESTRO AMOR VALE LO QUE NOSOTROS QUEREMOS QUE VALGA! ¡Y EL DUEÑO DE LA TIENDA ERES TÚ!

Y a ti guapo: Gracias por valorarme y por hacerme recordar que MI AMOR NO ESTÁ DE OFERTA Y QUE CONMIGO NO HAY REGATEOS. ¡TE QUIERO MUCHO!

Sólo un comentario antes de irme: la edad no importa, pásenla bien, disfruten lo que tengan por mutuo acuerdo y sobre todo respétense mucho. Por mi parte ya les contaré que pasará cuando llegue a Lima.

¡Disfruten su presente!

Categorías: Amores Locos

1 comentario

Rommina · 29/05/2018 a las 7:06 am

Excelente!! Muy buen consejo , ame el NO REGATEÓ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *